Reglas de la Magia

Uno de los primeros libros de magia que yo tuve fue Esto es magia de Alfonso Moliné. Cuando entré en la tienda y pedí un libro de magia Una mujer llamada Encarnita, que es la mujer más conocida en el mundo de la magia de las tiendas en España, me recomendó este libro porque empezaba a contener teoría. Muy sencilla y útil pero teoría al fin y al cabo.

Y una de las partes que más me gusta de este libro son las reglas que por el bien de la magia y por tu propio bien ya conociendo este mundo, deberías saber que existen ciertas reglas comúnmente conocidas entre los magos que hacen que todo vaya más o menos por buen camino. Si es cierto que hay alguna regla que no siempre es tomada al pie de la letra, pero porque estamos entre magos. Para la gente profana (gente que no sabe magia que así es cómo les denominamos nosotros), en cambio, sí que debemos respetarlas para que el misterio y este arte siga funcionando y no se pierda la ilusión.

Veamos cuales son las reglas y porque debemos respetarlas.

Las reglas que todo mago debería conocer son:

1. No reveles nunca el secreto.

Si eres mago o estás aprendiendo a serlo esta es la primera regla que no deberías olvidar nunca. ¿Por qué? En dos palabras: ADIOS MAGIA.

Cuando se conoce el secreto se pierde la magia, eso está claro. Da igual que hayas hecho desaparecer la torre eiffel, un avión o hayas volado sobre el Cañon del Colorado. Si revelas el truco no será más que algo ingenioso. No un misterio y una ilusión que haya impactado realmente en el espectador y que recuerde toda su vida.

2.Nunca anticipes lo que vas hacer a continuación.

Si al principio no sabes transmitir la magia como misterio y hacer que el espectador se olvide de descubrir la trampa. Hay algo que no puedes hacer y es anticipar al público lo que tú vas a hacer a continuación. Esto puede poner en aviso al espectador y hacer que se fije más en el momento de la trampa.además si algo sale mal espectador va a ver qué nos hecho lo que tú has dicho y ya no tienes vuelta atrás. Si tú te guardas para ti lo que va suceder siempre vas un paso adelante. Siempre puedes arreglar algo que tú sabes que va salir mal pero que le espectador aún no se ha dado cuenta.

3. No repetir los juegos

Habrá ocasiones en las que el público te pedirá que repitas el juego otra vez. Muchos de los juegos que hagas si lo repites otra vez automáticamente el espectador va ver el truco o lo puede intuir de una manera más fácil. Aunque haya veces que hay excepciones con algún juego. Ya que la construcción del mismo está diseñada para repetirla una y otra vez y dar un martillazo a la mente del espectador cada vez que se repite. Pero esos son en ocasiones especiales.

 4. Intenta no utilizar la misma técnica dos veces la misma sesión

Cuando repites la misma técnica ya sea un forzaje, un control, etc.. tienes que tener cuidado de repetir la misma técnica varias veces en la misma sesión, esto puede dar muchas pistas al espectador y que sepa cómo funciona el efecto.

No pasa nada si lo repites en otro día diferente, el caso es que no sean las mismas técnicas todo el rato.

 5. Sé tu mismo siempre

El tema de la personalidad abordaremos más adelante. Pero sí que me gustaría decir que para un principiante si ya es difícil la parte técnica y recordar todos los pasos que tienes que seguir para tu truco, no intentes imitar a nadie. Vas a poner el doble de esfuerzo en tener que imitar a una persona que tiene una personalidad totalmente diferente a la tuya. Cuando actúas y eres tú mismo tienes más confianza, eres mucho más natural y eso la gente lo nota.

 6. Se lo más natural posible

A muchos magos les pasa esto.A mí también me sucede vez en cuando. Cuando estoy practicando y quiero hacer una técnica complicada muchas veces cierro los ojos o abro la boca o pongo la lengua hacia fuera. Y aunque no te lo creas coincide justamente con el momento de la trampa. Esto el espectador lo nota y es listo y se fija siempre te va a descubir en el momento de la trampa. Por eso cuando practiques intenta controlar estos tics delatores.

 7. No te precipites

Esta es una de las reglas más importante de todas. A todo Mago le ha pasado que cuando aprenden un truco rápidamente lo quieren enseñar a una persona. Esto es un error muy grande. Porque no has practicado suficientemente el truco, porque no le has dado toda tu energía a aprender el efecto. Seguramente la primera vez que lo hagas al público estarás muy concentrado la técnica ibas a dejar totalmente aparte la la charla hola historia del efecto. El resultado será un juego mucho menos potente de lo que realmente eres. Tus espectadores te dirán que nos juego tan bueno y tu seguramente acabarás desanimado porque tú pensabas que nombran efecto y no cansado tanta impresión en el público. Por eso yo te animo a que practiques mucho a que controles perfectamente la técnica y una vez que la tengas controlada ya puedes preocuparte de la charla y de todo lo que sucede a tu alrededor.

 8. Cree en la magia

Esto como el punto anterior también es muy importante. Eres mago dios mio!! Puedes hacer cosas que nadie más puede hacer!! en los momentos clave ya sea al echar polvos mágicos o al decir una palabra mágica es realmente importante que le pongas tonta peña que le pongas tu pasión.Si realmente quieres que algo sea mágico de verdad tienes que creértelo del todo. Como dice Alfonso Moliné en su libro si echas los polvos mágicos como si echaras sal en la sopa ¿tu crees que eso va a ser magia para el público? Eres mago haz magia.

 

 

6 comentarios de “Reglas de la Magia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *